Tauro Cómo sobrevive a una ruptura amorosa el signo de Tauro
El amor para los toros no es algo que se gane o se conceda: es algo que se merece o no. Viven bajo esta máxima, y guían cada uno de los actos de su vida (en el trabajo, en la familia, en el trato social) para hacerse merecedores de ser amados… y de gozar del privilegio de amar. Y una vez que reciben el amor de la persona elegida, se mantienen en esa senda: la de merecer antes que demandar, la de servir antes que recibir.

Cuando el amor se termina, Tauro se culpa a sí mismo: ¿Qué he hecho para que las cosas terminen así? Lo hace aún y si le han mentido y engañado. Siempre encuentra la manera de hacerse responsable.

¿Cómo afronta Tauro una ruptura amorosa?
Para los Tauro el final del amor es señal de un fallo personal. O de muchos, y en todo caso imperdonables. Los Tauro son las personas más fáciles de amar: exigen poco y lo dan todo. Por ello mismo se toman las rupturas como un desastre que, por su desatención o apatía, produjeron. La verdad es que lo piensan aunque no hayan sido responsables en lo absoluto.

Cuando el amor se va, los Tauro comienzan una expiación: se aislan, se centran en el trabajo y los deberes. Algo que todos hacemos, pero que en el caso de los Tauro se extiende en el tiempo y en la intensidad. Para los Tauro, como sienten que no se merecen ser amados, el luto por el fin de una relación puede extenderse… a veces por toda la vida.

No hay un signo para el que sea más arduo reponerse una ruptura amorosa. Tal vez porque no hay otro signo que haga de la vida amorosa el centro de su vida de esta manera. Y es que Tauro asume que nació para servir a quien ama.

¿Cómo debería afrontar una ruptura amorosa el signo de Tauro?
Cuando un amor se termina, lo mejor que puede hacer Tauro es sentarse y analizar la verdadera importancia de esta relación en su vida. ¿Fue relevante o sólo un ave de paso? Es nuestro deber como amantes hacer todo lo que la persona que amamos necesita para estar contenta y en bienestar. Pero a veces confundimos ese esfuerzo que realizamos con el amor: lo que se invierte no siempre es lo mismo que lo que se gana.

Si hace este ejercicio antes de lanzarse a la penitencia, Tauro verá que muchas veces ese amor que se va con un largo adiós no se merecía ni el saludo…
Horóscopo Tauro
Recomíendanos en Google